El ácido poliláctico (PLA)

Proceso de bioplásticos

El ácido poliláctico (PLA)

El uso de polímeros derivados de la petroquímica ha introducido grandes beneficios para mejorar la calidad de vida. Sin embargo, cada vez es más evidente que su uso ocasiona daños en el ecosistema. La preocupación por el impacto ambiental de los desperdicios de estos plásticos es cada vez mayor, además de que los recursos petroleros son limitados. Por este motivo, se están desarrollando continuamente novedosos e interesantes avances en la producción de polímeros con el objetivo de encontrar sustitutos.

Uno muy innovador es el ácido poliláctico (PLA), que es un biopolímero termoplástico cuya molécula precursora es el ácido láctico. Debido a su biodegradabilidad, propiedades de barrera y biocompatibilidad, este biopolímero ha encontrado numerosas aplicaciones en distintas ramas industriales (industria del empaquetamiento, envasado, textil, médica) ya que presenta un amplio rango inusual de propiedades, desde el estado amorfo hasta el estado cristalino; propiedades que pueden lograrse manipulando las mezclas entre los isómeros D (-) y L (+), los pesos moleculares, y la copolimerización.

Este material, tiene buenas propiedades físicas y su modificación puede optimizar sus propiedades hasta cierto punto.

Jaime Rampérez Barrajón, estudiante de biotecnología en la Universidad de Almería, nos presenta este brillante análisis del panorama actual en la industria de los bioplásticos, centrado concretamente en las posibilidades y aplicaciones del ácido poliláctico (PLA), su proceso de síntesis, sus materias primas, propiedades físicas, degradación y modificación. El trabajo está disponible íntegramente a través de este enlace.



Abrir chat
Necesitas ayuda?